Peces

Publicado en Fauna

Barbo comizoEn el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y en su Zona Periférica de Protección hay inventariadas 17 especies de peces. En general, la Sierra de Guadarrama presenta una serie de particularidades biogeográficas en lo relativo a su ictiofauna. Para ciertas especies, como la bermejuela (Achondrostoma arcasii) o la lamprehuela (Cobitis calderoni), la Sierra de Guadarrama constituye su límite meridional de distribución. Para otras, en cambio, como el barbo comizo (Barbus comiza), marca su extremo más septentrional. Como en la mayoría de los ríos españoles, en este ámbito se han producido numerosas introducciones de especies piscícolas. Entre ellas, y dentro de los límites del espacio protegido destacan el perca sol (Lepomis gibbosus), el gobio (Gobio lozanoi), la carpa (Cyprinus carpio) y el carpín (Carassius auratus).

La Sierra de Guadarrama vierte sus aguas en su lado castellano-leonés únicamente a la cuenca hidrográfica del Duero, mientras que la zona madrileña forma parte de la cuenca del Tajo. La comparación entre la comunidad íctica de la cuenca del Duero (Segovia) y la del Tajo (Madrid), revela una diferencia notable con una comunidad de peces menos rica en la vertiente segoviana, aunque mejor conservada, pues posee menos taxones introducidos o exóticos.

En los tramos medio-altos y altos de la parte segoviana la especie predominante es la trucha común, muchas veces asociada al gobio. En tramos algo más lentos, pero bien conservados, encontramos a la boga, el bordallo y, ocasionalmente, la lamprehuela. Por su parte en Madrid, las zonas con mayor riqueza de especies en la sierra coinciden con los tramos altos de los ríos Manzanares, Guadarrama y Lozoya. De forma específica, de los tres ríos con mayor riqueza de especies de la Sierra, el tramo alto del Lozoya muestra un valor de conservación alto, siendo las especies más importantes la trucha común (Salmo trutta), barbo común (Barbus bocagei), boga de río (Chondrostoma polylepis), cacho (Squalius pyrenaicus), bermejuela (Achondrostoma arcasii), calandino (Iberocyprisalburnoides) y lamprehuela (Cobitis calderoni).

De la fauna piscícola presente en la red fluvial intersectada por el área del espacio protegido, tres son las especies catalogadas como en peligro de extinción en el ámbito regional en la Comunidad de Madrid (calandino, lamprehuela y barbo comizo). Por el contrario, ninguna de estas especies está incluida en el Catálogo Nacional. De las 17 especies presentes en el espacio protegido, destaca el elevado índice de endemicidad en un área relativamente reducida, con la presencia de 9 endemismos ibéricos.

A continuación puedes ver una breve descripción de los peces más significativos de los ambientes de alta montaña del Parque Nacional: