Escalada: su material y evolución

  • 26 Enero 2018 |

La Pedriza es un destino predilecto para los adeptos de este deporte, y no causa el más mínimo asombro ver como los escaladores madrugan para realizar una actividad que, hoy en día, debido a la evolución de esta práctica les permite estar de vuelta, si es el caso, incluso a la hora de comer. Este hecho, queda lejos de aquella connotación de lugar agreste, distante y remoto por el cual La Pedriza era admirada entre los primeros aventureros y entusiastas de la naturaleza que comenzaban, hace más de un siglo, la labor exploratoria de los laberintos de llambrias, fisuras y muros verticales que dibujan esta zona de la Sierra de Guadarrama.

“Escalada: su Material y Evolución” es una charla que trata sobre la historia de la escalada en La Pedriza, una historia que ya ha cumplido más de 100 años; apoyándonos en el material empleado a lo largo de los años, repasaremos la evolución de las técnicas de escalada a través de las distintas épocas por las que ha transcurrido este deporte.

escaladora oldEscalada con cuerda de cáñamo. Sierra de Guadarrama. Fotografía donada por Mercedes Merayo
escalador newVía Sur Clásica a El Pájaro. Paso El Jaboncillo. Autor: Marcos González del Río

Conoceremos cuales fueron las primeras ascensiones documentadas de las que se tiene noticia, comenzando por la primera escalada a El Yelmo, a cargo de Casiano del Prado, en el año 1864. Por su significado, destacaremos el gran esfuerzo que supuso la primera ascensión a El Pájaro, en 1916. Meliá, testigo y partícipe de esta gesta, nos describió su paso por el llamado Salón del Pájaro, nombre con el cual sería bautizada la zona que precede y conduce al Cuello del Pájaro, donde cambiaron sus botas por alpargatas, comenzando así la escalada que les conduciría al mismo punto en el que otros tuvieron que darse la vuelta. Esta llambria de unos 12 metros, era el último reto que les separaba de su objetivo. Armados de valor e ingenio, formaron una escalera humana, que peldaño a peldaño, fue escalada por Pepe Zabala con el objetivo de llegar a la tan ansiada y codiciada cumbre. A lo largo de esta increíble hazaña, resbaló tres o cuatro veces, siendo detenido por sus compañeros que evitaron que la caída, les condujera al abismo de casi 200 metros que se abría a sus pies.

La historia del montañismo sigue escribiéndose página a página, cima tras cima, y nos enseña algo que no debemos pasar por alto y debemos reforzar, el nexo de unión que existe entre las distintas generaciones de montañeros, dando igual cual fuera el afán con el que se acercaran a descubrir los secretos del Guadarrama; el amor por la naturaleza, la atracción por sus montañas, el respeto por el medio ambiente y por quien lo habita, en fin, la búsqueda del equilibrio entre la escalada y el medio donde se practica.

Si quieres conocer: ¿Cómo fueron estas ascensiones? ¿Qué materiales usaban? ¿Cómo ha evolucionado el material?  No te pierdas “Escalada: su material y evolución”.

Te esperamos el día 24 de febrero en el Centro de Visitantes de la Pedriza, solicita más información y no dudes en apuntarte llamando al 918 539 978.

 

“…llegaron al llamado salón un modesto salón de metro y medio de ancho en su parte más amplia; pero cuando se desea tener un salón en el risco del Pájaro no se puede ser exigente…”

Juan A. Meliá. Revista Peñalara, mayo de 1916
volver arriba