Las puertas de La Pedriza

  • 29 Agosto 2018 |

El próximo sábado 22 de septiembre, nos adentraremos en La Pedriza por Quebrantaherraduras, llamado así por los cabreros y pastores de Manzanares, debido al estado de su terreno, el cual, siempre muy pedregoso, dañaba los cascos de los animales que transitaban por ella.

 

Camino Qubranteherraduras 01Tras cruzar la barrera de acceso a La Camorza y pasado el Punto de Información, a mano derecha, da comienzo el primer tramo del acceso por Quebrantaherraduras a Canto Cochino. Discurre por la vaguada del arroyo que recibe el mismo nombre, donde los pinos resineros, cipreses de Arizona y demás vegetación arbórea procedente de repoblaciones realizadas en los años 50 y 60, nos dan la bienvenida.

Según nos adentramos en el bosque nos vamos topando con ejemplares aislados de encinas y enebros de la miera. La jara pringosa aparece en zonas desarboladas, junto a especies aromáticas como el romero, el tomillo o el cantueso, que inundan el ambiente con su fragancia.

Mucho ha cambiado el aspecto de La Pedriza en los últimos 70 años, no en tiempo geológico, ya que las rocas que conforman este paraje se ven erosionadas y moldeadas a un ritmo no perceptible a escala humana, sino en cuanto a su manto vegetal.

En los últimos años, se han llevado a cabo diversas actuaciones de naturalización de los bosques y de recuperación del río Manzanares y sus riberas. Se han implantado diferentes medidas para proteger un paraje muy erosionado en los últimos años, debido principalmente al impacto que las personas hemos ejercido sobre él y se ha realizado una importante tarea de información y concienciación.

Desde el Centro de Visitantes La Pedriza queremos dar a conocer un acceso que, en general, es poco mimado por los visitantes que, por la costumbre o por falta de información, piensan que La Pedriza comienza en Canto Cochino, destino habitual y punto de partida de la mayoría de los senderos habilitados que recorren esta zona.

El sendero de Quebrantaherraduras siempre ha sido una de las puertas a La Pedriza más utilizada, su historia es la historia de los pastores de los municipios cercanos que, junto con otras vías de acceso, subían a sus animales a los pastos de altura. También es la historia de senderistas, montañeros, escaladores… todos ellos han utilizado este paso y disfrutado de un entorno que nos pone en antecedentes de la grandiosidad de las montañas que, tras el collado del mismo nombre, se alzan impetuosas, haciéndonos una ligera idea de lo maravilloso de un entorno único. 

El sábado 22 de septiembre anímate y participa

¡Te esperamos!

Reserva tu plaza en el 91 853 99 78

 

volver arriba