Invertebrados

Publicado en Fauna

Graellsia isabellaeLos invertebrados son el grupo con mayor número de especies en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Su elevada diversidad y adaptabilidad a las condiciones climáticas del medio - bajas temperaturas, elevada innivación y pluviosidad, fuertes vientos y elevada radiación solar - acortan su ciclo biológico. Estas variables extremas han originado, fundamentalmente en los insectos, estrategias adaptativas muy variables, desde formas singulares y tamaños reducidos hasta el rango más diverso de coloridos, como la ornamentación de los élitros de especies de coleópteros, o el llamativo cromatismo de las mariposas.

En el Parque Nacional, la primavera y verano es la época por excelencia de tan llamativo espectáculo, periodo cuando las larvas de insectos tras pasar el invierno bajo el suelo, la nieve y hielo, emergen en sus fases adultas. Este proceso de metamorfosis común a todos los insectos, origina una explosión de vida y desencadena una carrera contrarreloj para asegurarse la descendencia en años venideros.

Dentro de esta fauna invertebrada, el grupo con mayor biodiversidad es los artrópodos, encabezado por la clase de los insectos. Sin embargo existen otros grupos, menos abundantes pero muy interesantes como moluscos y crustáceos, ligados fundamentalmente a zonas húmedas y humedales del Parque Nacional.

Entre los moluscos destacan Pisidium casertanum, característico de humedales del Macizo de Peñalara y cursos fluviales del Parque Nacional. Es un bivalvo de unos 4-5 mm de longitud y anchura menor de 4 mm. En zonas limosas de hábitats leníticos es abundante, con una distribución cosmopolita en toda Europa.

Los crustáceos, una clase de artrópodos, son característicos de los ecosistemas de aguas quietas del Parque Nacional. En general son invertebrados pequeños, destacando especies de cladóceros de los géneros Daphnia, Ceriodaphnia, Alona, y Chidorus entre otros. Quizá uno de los crustáceos más llamativos sea Chirocephalus diaphanus, un anostráceo de unos 37 mm con una distribución Paleártica. En el Parque Nacional se distribuye en sistemas lacustres temporales, de aguas oligotróficas, llegando sobrevivir a cotas superiores a los 2.100 metros de altitud. Sus poblaciones aparecen en verano, cuando se retira la cubierta nival de los humedales de montaña. Es monocíclica, por lo que sus huevos necesitan un periodo de desecación previo a la eclosión.

Como se ha comentado, el grupo más numeroso y representativo es el de los insectos. A nivel mundial se estima que entre el 70-80% de los seres vivos son insectos. Actualmente se conocen 900.000 especies de insectos en todo el mundo. En estimaciones para la Sierra de Guadarrama la horquilla de especies se sitúa entre los 15.000-20.000 insectos, es decir, el 1,65% del total mundial y el 35,5% de los insectos de la Península Ibérica.