Reptiles

Publicado en Fauna

Lacerta montícolaEn el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y en su Zona Periférica de Protección hay inventariadas 23 especies de reptiles, lo que da idea del destacado papel que representa la Sierra de Guadarrama en la conservación de este grupo faunístico. Diversos inventarios de áreas de interés para la conservación de la herpetofauna Ibérica, han subrayado la importancia de la conservación de dos enclaves incluidos en este espacio protegido, el macizo de Peñalara y la cuenca alta del Manzanares. Dado que ambos lugares constituyen zonas, en mayor o menor medida, de cabecera fluvial, y que han estado desde hace tiempo protegidas por diferentes figuras de protección regional, han mantenido unas condiciones ambientales propicias para la conservación de los ecosistemas de estas especies. La abundancia de individuos en determinados taxones, junto al elevado número de endemismos, justifican el destacado valor de estos enclaves, no solo en un marco regional sino incluso nacional y europeo. El gradiente ombrotérmico vinculado a la altimetría y relieve de la Sierra, favorece la existencia de una gran variedad de biotopos óptimos para la presencia de reptiles.

De las 23 especies citadas, la lagartija serrana, lagarto verdinegro y lagartija roquera presentan un área de distribución limitada a ambientes de montaña. En el Parque Nacional, la mayor riqueza de especies aparece significativamente a altitudes intermedias, de entre 1.000 y 1.650 m, viéndose ésta mermada a medida que ascendemos o descendemos en altura. Todo ello lleva a valorar positivamente, y de una forma contrastada, la importancia de conservar los parajes de media altitud, coincidentes en su mayor parte con las laderas de la Sierra de Guadarrama, propicias para la distribución de los reptiles.

Los reptiles presentes en el Parque Nacional presentan un elevado índice de endemicidad en un área relativamente reducida, con la presencia de 3 endemismos ibéricos -la culebrilla ciega, el eslizón ibérico, el lagarto verdinegro- y un endemismo de la Sierra de Guadarrama, la lagartija carpetana. Además 6 de estas especies están catalogadas a nivel regional en la Comunidad de Madrid (en peligro de extinción el galápago europeo, como vulnerables, la culebra de herradura, la culebra de cogulla, la lagartija serrana y el galápago leproso y de interés especial el lagarto verdinegro) aunque por el contrario ningún reptil del Parque Nacional se refleja en el Catálogo Nacional..

Una de las especies citadas anteriormente, está incluida en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Comunidad de Madrid como lagartija serrana (Lacerta monticola cyreni), habiendo sido recientemente elevada a la categoría de especie denominada actualmente lagartija carpetana (Iberolacerta cyreni). Además, las poblaciones de esta especie presentan en el Parque Nacional poblaciones saludables, si bien la importancia de este espacio para la conservación de este endemismo es muy elevada, al incluir la mejor población entre las conocidas en la Sierra de Guadarrama..

A continuación puede ver una breve descripción de los reptiles más representativos de los ambientes de montaña del Parque Nacional: