Rutas botánicas

Publicado en Rutas temáticas

tejoLa vegetación más representativa de la Sierra de Guadarrama son los pinares de pino albar o pino de Valsaín (Pinus sylvestris var. iberica), los matorrales supraforestales de piorno serrano y enebro rastrero, y los pastizales psicroxerófilos que viven en las cumbres de la Sierra.

Pero en ciertos enclaves como arroyos umbrosos o determinadas laderas, estos bosques se ven enriquecidos por multitud de especies poco frecuentes en el Sistema Central. Es el caso por ejemplo del Sestil de Maillo y la ladera de Mojonavalle, crecen bosquetes de algunas especies muy poco frecuentes en esta sierra.

Le proponemos una ruta de gran belleza, y especialmente atractiva para aquellos interesados en las plantas.

Si desea obtener información de otras rutas de senderismo en la Comunidad de Madrid puede consultar www.sendasdemadrid.es, y sobre rutas en los Montes de Valsaín puede consultar la web del Organismo Autónomo Parques Nacionales o la del Centro Nacional de Educación Ambiental.

Sestil del Maillo y de la ladera de Mojonavalle

El punto de partida de la senda es el área recreativa del puerto de Canencia, lugar donde se puede aparcar el vehículo y pasar un agradable día tras recorrer la senda.

El primer tramo, hasta alcanzar el antiguo centro de educación ambiental El Hornillo, recorre una pista forestal flanqueada de un denso pinar de pino silvestre. Poco antes de El Hornillo se pueden observar a la derecha unos árboles fuera de lugar. Se trata de una especie introducida, el abeto de Douglas. A la altura de El Hornillo, se abandona la pista forestal tomando una trocha a la derecha de la misma.

Más adelante se encuentra el mirador de la Chorrera de Mojonovalle, paraje de singular belleza, dominado por la presencia de un álamo temblón, que invita al descanso y la contemplación. Aquí el camino gira bruscamente a la derecha bajando suavemente por la misma ladera

Al llegar a la baliza 4, se pueden tomar dos ramales de ida y vuelta. Por el de la izquierda se pasa junto a pinos centenarios. El de la derecha pasa junto a acebos y tejos y al final del mismo se accede al abedular, formación vegetal de sumo interés debido a su escasez en Madrid, por ser propias de zonas más frías y húmedas.

Tras retornar a la baliza 4, los pasos del caminante deben retornar hacia el Mirador del Norte donde se encuentra de nuevo la pista forestal.


Dificultad: Baja
Época: Todas
Inicio: Aparcamiento del área recreativa del puerto de Canencia
Final: Aparcamiento del área recreativa del puerto de Canencia
Señalización: Balizas direccionales
Tiempo a pie: 1 h 45 min (sin ramales)
Longitud: 4,5 Km (sin ramales)
Cota máxima: 1.626 m
Cota mínima: 1.375 m
Recomendaciones: Consultar la predicción meteorológica, la senda se encuentra en zona de montaña y las condiciones climáticas son rápidamente cambiantes, sobre todo en invierno. Vestir ropa y calzado adecuados para zona de montaña.