Gestión compartida de un parque nacional

Una vez establecidos los mecanismos de gestión, participación y coordinación, comienza el auténtico reto para las administraciones gestoras, hacer de la Sierra de Guadarrama un solo Parque Nacional.

Ámbitos del Parque Nacional

El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama tiene tres ámbitos territoriales claramente diferenciados.

La cara sur del Parque la conforman municipios donde la actividad turística y vacacional tiene más de un siglo de trayectoria. En estos municipios, la población oscila entre los 2.000 y los 19.000 habitantes, y su socioeconomía viene claramente influenciada por los 40 kilómetros que los separan de Madrid capital y por la frecuencia y calidad de los transportes. Esto hace que parte de su población se desplace diariamente a trabajar a la capital.

Segovia capital también se encuentra dentro del Área de Influencia Socioeconómica del Parque y supone un importante destino turístico a solo 10 kilómetros del límite del Parque. Los pueblos del Área de Influencia Socioeconómica en la provincia de Segovia tienen poca población, y están claramente influenciados por la cercanía y las características de la capital provincial.

Por último, está el Valle del Lozoya, separado de ambas capitales por altos puertos de montaña. La población de los pueblos del Valle oscila entre los ciento cincuenta y los mil habitantes y la distancia y las comunicaciones hacen que la socioeconomía no dependa de la capital más que en los fines de semana y vacaciones estivales, periodos en los que se multiplica la población.

Aprovechamientos forestales

En la zona madrileña, la escasa explotación de los recursos forestales tradicionales y, sobre todo de la madera, viene motivada porque que la demanda social se ha dirigido hacia el uso público, el deporte y la necesidad de paisajes naturales de una población de casi seis millones de habitantes que cotidianamente está privada de ellos. Por el contrario, Castilla y León y en particular Segovia, es un territorio donde el peso económico o por lo menos afectivo de la explotación agrícola y forestal tiene una gran importancia. Aquí la madera es un recurso a explotar donde no hay muchos otros, siendo a su vez oportunidad profesional y motor económico para la sociedad.  

Uso público

En estas condiciones, el uso público de este Espacio Natural Protegido común es bastante heterogéneo. Así, existe una intensísima demanda de uso público del monte, lo que ha influido para que desde su declaración, el Parque Nacional tenga más de dos millones de visitantes. Sin embargo, esta afluencia de visitantes tiene un reparto muy irregular, lo que supone que mientras algunos parajes son desconocidos, otros tengan una afluencia masiva que puede amenazar los valores naturales.

Herramientas de integración

Todas estas circunstancias hacen si cabe más compleja la integración de un espacio, en un único Parque Nacional. Desde el momento de la declaración, los gestores trabajamos en tener un solo Parque Nacional. Para ello estamos poniendo en marcha las siguientes acciones.

  • Normativas:

El contenido de los PORN aprobados por cada una de las administraciones autonómicas es diferente puesto que fueron elaborados de forma independiente. Actualmente, trabajamos en la redacción del Plan Rector de Uso y Gestión de forma conjunta, aplicando criterios comunes, reuniendo en la participación pública a los sectores sociales de ambas provincias, dibujando una zonificación no condicionada por los límites regionales.

  • Visualización pública:

De la misma forma estamos interesados en que se culmine la definición de una identidad corporativa propia de la Red de Parques Nacionales. Dicha identidad corporativa, que para otros parques nacionales será una herramienta de integración en la red, para el de la Sierra de Guadarrama será una herramienta de integración interna. Se reflejará en la señalización, en las publicaciones informativas, en la uniformidad, dando imagen de coherencia. De hecho, actualmente, ya estamos trabajando con los avances de ese manual de identidad corporativa. Otro esfuerzo de las administraciones se ha dirigido hacia la comunicación del Parque hacia la sociedad. Desde noviembre de 2014, disponemos de esta página web única para el Parque cuyos contenidos son supervisados periódicamente por las dos administraciones gestoras. Por último, trabajamos con el Centro Nacional de Educación Ambiental en el diseño y aplicación de un único programa de educación ambiental y voluntariado.

  • Homogeneización de la prestación de servicios al visitante:

Conscientes de que la simple declaración del Parque Nacional supone la creación de un destino turístico de naturaleza de categoría internacional, trabajamos en dar unos servicios al visitante que respondan a la expectativa creada. La atención al visitante tiene un pilar en el servicio público que se presta desde la red de centros y trabajamos en su calidad, haciéndolos más accesibles y prestando la información en otros idiomas. Otro pilar fundamental es el servicio que las empresas del Área de Influencia Socioeconómica prestan al visitante; debemos velar por su diversidad y su calidad, trabajando de forma conjunta con el tejido empresarial.

  • Integración de objetivos de conservación:

La conservación es el objetivo principal de la declaración de un Parque Nacional. Los equipos que realizan el seguimiento de los valores naturales en Castilla y León y Madrid, junto con el que aporta el Centro Montes y Aserradero de Valsaín, buscan la confluencia de las líneas de trabajo que ya existían con anterioridad. Se realizan inventarios conjuntos de especies de fauna como por ejemplo el de la orden Odonata, se ha extendido el seguimiento ecológico que se desarrollaba en el río Lozoya al Manzanares, Arroyo del Navaelmedio, río Guadarrama, Moros, Eresma, Pirón y Cega. Se está realizando con criterios comunes y en la totalidad del territorio un inventario de zonas húmedas de alta montaña. La red de monitorización del clima en la Sierra del Guadarrama GUMNET, apoyada por el Parque Nacional, tiene estaciones de seguimiento en ambos territorios. El personal utiliza los mismos cuadernos de campo, digitales y en papel, para recoger datos de avistamientos de fauna aplicando idéntica metodología y así poder aunarlos. Trabajamos en una publicación sobre el buitre negro que fusionará los datos de las que hasta ahora eran dos colonias en una sola, al estar toda en el Parque Nacional y su entorno.

Creemos que el fruto de todo este trabajo nos llevará, con el tiempo, a tener un único Parque Nacional.

Pablo Sanjuanbenito

Codirector del Parque Nacional

volver arriba