Seguimiento limnologico de lagunas y humedales

Publicado en Seguimiento

laguna grandeEn la Sierra de Guadarrama se encuentran una serie de lagunas y humedales que, a pesar de su pequeño tamaño, constituyen uno de los hábitats más interesantes y relevantes en cuanto a la conservación. Algunos están entre de los lugares más reconocibles de esta sierra, como puede ser la laguna Grande de Peñalara, pero otros son bastante desconocidos para el gran público.

La laguna Grande Peñalara sufrió numerosos impactos hasta mediados de la década delos 90 del siglo pasado, hasta su restauración ecológica. Desde entonces se ha constituido en el objetivo central en el seguimiento de los ecosistemas acuáticos de esta sierra. Este seguimiento limnológico se realiza mensualmente, con el doble objetivo de evaluar la recuperación del medio y disponer de un sistema de alerta temprana frente a otros impactos o alteraciones en estos ecosistemas. En definitiva, se trata de de determinar la variación espacial y temporal, detectar posibles impactos, proponer y evaluar medidas de gestión, generar una base de datos ecológicos, y estudiar la evolución de esta laguna frente a factores ambientales.

Laguna Grande de Peñalara

muestreo lagunaLos muestreos en la laguna de Peñalara se realizan desde una barca neumática ligera a remo, en el punto de máxima profundidad. Durante los meses invernales se utiliza una broca especial para atravesar la cubierta de hielo de la laguna. En el punto de máxima profundidad está instalada una boya permanente, al objeto de facilitar las tareas de muestreo.

Durante cada muestreo se recoge, dependiendo de la época del año y los objetivos deseados, los siguientes aspectos:

  • Condiciones ambientales (temperatura ambiental, nubosidad, viento, precipitación, meteorología de los últimos días etc.).
  • Descripción de la cubierta de hielo (densidad, granulometría, estratigrafía y heterogeneidad espacial).
  • Hidroquímica de la columna de agua.
  • Transparencia del agua.
  • Perfil de la estructura fisico-química de la columna de agua, (temperatura, pH, conductividad y oxígeno disuelto).
  • Pigmentos fotosintéticos.
  • Se recoge el material acumulado en las trampas de sedimento colocadas en la visita anterior.
  • Fitoplancton y zooplancton.
  • Invertebrados bentónicos.

El seguimiento limnológico ha permitido, entre otros aspectos, obtener una gran cantidad de información sobre sus características ecológicas.

Otros humedales de la sierra

La Laguna Grande de Peñalara es sólo una de las decenas de láminas de agua que se encuentran en el Sitio Ramsar de los Humedales del Macizo de Peñalara. Periódicamente también se muestrea una selección de estos ecosistemas acuáticos, incluyendo las laguna de Claveles, Pájaros o determinadas charcas que destacan por la presencia de especies amenazadas o por su elevada biodiversidad. Estos trabajos de seguimiento permiten actualizar el catálogo del patrimonio biológico del Parque, y conocer si hay algún problema de conservación.

El macizo de Peñalara es sin duda el lugar más importante en cuanto a la presencia de ecosistemas acuáticos de montaña en la Sierra de Guadarrama. No obstante, existen otros enclaves interesantes, como pueden ser las Charcas de Morcuera, los Hoyos de Pinilla o la laguna del Lomo.