Soltando Víboras desde helicópteros

jaime y balintEn España todavía hay gente que cree que el "ICONA" suelta víboras desde helicópteros en secreto. Pues bien, muchos se sorprenderían con el Proyecto Life para la conservación de la víbora de Orsini (Vipera ursinii rakosiensis) en la Llanura Panónica de Hungría.

Esta pequeña serpiente desapareció de la mayor parte de su distribución en las últimas décadas debido a la transformación de sus hábitats en terrenos agrícolas, convirtiéndose en el vertebrado más amenazado de Hungría con una abundancia estimada en menos de 500 ejemplares. En 2004 comenzaron el programa de conservación a largo plazo coordinado por la Sociedad Húngara de Conservación de la Naturaleza y Ornitológica (MME BirdLife Hungary), y financiado por la Comisión Europea mediante dos Proyectos LIFE consecutivos.

En nuestro viaje a Hungría, nuestro amigo Bálint Halpern, coordinador del proyecto, nos habló de sus objetivos y su funcionamiento, y nos mostró el hábitat que están recuperando y el centro de cría en cautividad. El Proyecto pretende, además de recuperar su hábitat y reforzar las poblaciones, mejorar la concienciación del público sobre la conservación de esta especie.

balint vivoraPara la restauración del hábitat de pradera han eliminado las plantas invasoras y las plantaciones de árboles establecidas en las décadas anteriores, y se ha fomentado la expansión de comunidades de herbáceas. Hasta ahora se han restaurado más de 76 hectáreas, y las praderas recuperadas se mantienen con el pastoreo ocasional de cabras y algunas vacas.

En este hábitat, caracterizado por un mosaico de praderas inundables y pastos arenosos, las víboras pueden recibir la radiación solar que necesitan y encuentran una alta diversidad de presas gracias a la heterogeneidad del terreno. Son especialmente relevantes las pequeñas lomas ligeramente elevadas en la llanura, que en las épocas más húmedas no se inundan y es donde las víboras pasan el invierno en madrigueras de roedores.

En el centro de cría en cautividad han nacido más de 2000 individuos, de los cuales 300 han sido ya reintroducidos en el medio, ¡y todo comenzó en 2004 con sólo 10 individuos! La estación de cría comienza en primavera, y los juveniles nacen hacia final del verano. Como la mayoría de las víboras, son ovovivíparas, y cada hembra suelen parir unas 15 crías al año. Su madurez sexual comienza al tercer o cuarto año.

pradera restaurada
jaime caitlin
identificacion individuos

Los jóvenes se alimentan principalmente de insectos ortópteros, como saltamontes o grillos, mientras que los adultos consumen principalmente pequeños reptiles, aves y mamíferos. Los machos pueden alcanzar los 50 cm de longitud y las hembras hasta 60 cm. El veneno de estas víboras no es letal para los humanos y su mordedura es muy infrecuente.

En el siguiente vídeo puedes observar a dos machos luchando por aparearse con una hembra en el centro de cría:

Puedes encontrar más información sobre este proyecto en su página web.

volver arriba

logo FBBVA

logo mncn

logo CSIC