Zonas de Especial Protección para las Aves

Publicado en Zonificación administrativa

Buitre en la ZEPADurante las últimas décadas, las aves han constituido un importante motor conservacionista en la España moderna y europea. De hecho, es el único grupo taxonómico para el que la Unión Europea (UE) ha establecido un marco legal de conservación exclusivo y pionero. Se trata de la Directiva 79/409/CEE sobre conservación de las aves silvestres y de sus hábitats (DOCE, 1979). Esta Directiva, y su implementación en el Estado español tras la incorporación de España a la UE en el año 1986, propició la declaración de un gran número de espacios protegidos, denominados Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), con la única finalidad de preservar las poblaciones de aves catalogadas y de sus hábitats. La red española de ZEPA se compone de más de 300zonas, con una superficie que supera el 12% del territorio nacional.

En el Parque Nacional y su Zona Periférica más de 52.589 hectáreas están bajo esta figura de protección, de las que 44.723 corresponden a la ZEPA Sierra de Guadarrama (ES0000010), en la provincia de Segovia y 7.866 a la ZEPA Alto Lozoya (ES0000057), en la provincia de Madrid. Esta última tiene todo su territorio bien dentro del Parque Nacional, o bien en su Zona Periférica de Protección. La ZEPA Sierra de Guadarrama abarca además territorio que no está dentro de ninguna de estas dos categorías.

 

La ZEPA Alto Lozoya fue declarada en 1989 y está constituida por la cuenca alta del río Lozoya, caracterizada por el aislamiento que dicho entorno presenta gracias a dos grandes alineaciones montañosas: una al norte, conformada por el núcleo central de la Sierra de Guadarrama; y otra al sur, donde destaca el pico Cabeza de Hierro Mayor y la Cuerda Larga. Este espacio presenta una cubierta vegetal bastante bien conservada. Las zonas de cumbres están ocupadas por distintos tipos de pastizales, así como por diferentes comunidades saxícolas que colonizan los roquedos y los canchales. En un nivel altitudinal inferior se desarrollan comunidades arbustivas dominadas por el enebro rastrero (Juniperus communis subsp. alpina) y el piorno serrano (Cytisus oromediterraneus). Por debajo de esta banda de matorral, en torno a los 1.900-2.000 m, se extiende la zona forestal. La vegetación arbórea que alcanza mayor altitud corresponde a los pinares de pino silvestre (Pinus sylvestris). La ZEPA Alto Lozoya fue declarada por la presencia de buitre negro y de águila imperial ibérica.

Las poblaciones de buitre negro de la sierra de Guadarrama se reparten entre las dos ZEPA del Parque Nacional con poblaciones en Rascafría, Valsaín, Río Moros, Pirón y Navafría. Si se consideran las poblaciones de la sierra de Guadarrama como una única, sería la cuarta colonia más grande de España tras las de la Sierra de San Pedro, Monfragüe (Extremadura) y Cabañeros (Castilla-La Mancha). Otras especies destacadas en la ZEPA Alto Lozoya son el buitre leonado, el águila real, el aguililla calzada, el halcón peregrino, el acentor alpino, el bisbita arbóreo, el abejero europeo, el mirlo acuático, el pechiazul, la tarabilla norteña o el verderón serrano.

La ZEPA Alto Lozoya es adyacente con la ZEPA Sierra de Guadarrama (ES0000010), situada íntegramente en la provincia de Segovia. Las características de ambas ZEPA son bastante similares, ya que la vertiente norte segoviana de la Sierra de Guadarrama también se caracteriza por un gradiente altitudinal muy variado, aunque llegando en este caso a cotas más bajas y por tanto integrando otros tipos de hábitats tales como encinares y algunos cultivos de la ladera serrana. En las zonas más altas de la ZEPA Sierra de Guadarrama aparecen roquedos, pastizales y matorrales montanos, en las laderas extensos pinares y robledales alternados con zonas arbustivas y pastizales, y, como se ha comentado, en las zonas más bajas existen encinares poco desarrollados, algunos cultivos y prados ganaderos. Numerosos ríos y arroyos atraviesan el área, formando en algunos casos profundos barrancos, y manteniendo muchos de ellos buenos ejemplos de bosques de ribera. También se incluyen algunos pequeños embalses, con escaso interés para las aves acuáticas.

La ZEPA Sierra de Guadarrama (procedente de la unión de dos ZEPA declaradas en 1988, El Espinar-ES0000008) y Pinar de Valsaín-ES0000010), fue declarada al igual que su vecina madrileña por la presencia del buitre negro y el águila imperial ibérica. Otras especies destacables en la ZEPA Sierra de Guadarrama son la cigüeña blanca, el águila culebrera, la aguililla calzada, el milano real o la población reproductora de chova piquirroja.